Existen jugadores buscando oportunidades grandes y que darían todo por ser vistos por los mejores clubes del mundo; por otro están aquellos que sólo piensan en el presente, pues como dicen el futuro es incierto y prefieren disfrutar todo lo que esté a su alcance y también están los que, como Valeriano López, se conforman con lo que tienen. En Fútbol Social, te contaremos la historia de uno de los mejores jugadores sudamericanos que rechazó la propuesta del mismo Santiago Bernabéu.

El fútbol peruano ha sido cartera de poca exportación a los clubes más grandes del mundo. Pocos de los casos conocidos son: Paolo Guerrero, dando su mejor salto por el Corintias y resultando campeón del mundial de clubes frente al Chelsea. Otro caso es Claudio Pizarro, siendo el extranjero con más tantos en la Bundesliga y con muchos torneos ganados con el Bayern de Múnich. Jefferson Farfán y su paso por la liga rusa, donde es considerado uno de los mejores delanteros y jugadores del club y la liga. Ellos son algunos de los casos conocidos en la actualidad. Esta historia no es de hace pocos, sino que se dio a mediados el siglo XX.

Valeriano López en aquella época era talento puro y una gran estrella del fútbol peruano. Además, de ser uno de los pocos jugadores que se dio el lujo de rechazar al Real Madrid. Cuando Valeriano jugaba en Deportivo Cali de Colombia, era considerado una leyenda viva del fútbol peruano, pues gracias a sus goles llamó la atención del cuadro merengue.

Santiago Bernabéu, sí, como los escuchas, el mismo Santiago Bernabéu, que en ese entonces era presidente del Real Madrid viajó personalmente hasta las tierras colombianas a ver al que quería como su próximo fichaje. Sin embargo, a la llegada del español y habiendo podido comunicarse con Valeriano y presentándole toda la propuesta de llegar a jugar a un grande de España, López fue directo y respondió: “No deseo ir porque estaría muy lejos de mi familia”.



Tremendo shock para los que no conocían esta historia y quizás una de las pocas anécdotas que podríamos recordar en el fútbol peruano. Pues luego de recibir tal rechazo, Bernabéu no quería regresar con las manos vacías, fue así como logró encontrar un plan ‘B’. Santiago Bernabéu se llevaría a quien se convertiría en una estrella mundial y quien se transformaría en uno de los máximos representantes de la “Casa Blanca”. Alfredo Di Stéfano, jugador que le daría 5 Champions League.

"Fui a buscar a Valeriano López, porque jamás había visto un cabeceador tan extraordinario, pero luego volví por Alfredo. Y no me quejo porque me dio cinco Copas de Europa", exclamó Bernabéu. Asimismo, Valeriano tiene una anécdota fuera de lo común, pues el jugador peruano, tenía un hábito extraño para muchos. Lo aprendió en su estancia en Colombia: Armaba cigarros con dólares que ganaba o que recibía como regalo de los hinchas. 

Luego de mucho tiempo, cuando vino el retiro, López sufrió muchos problemas económicos. Fue parte del plantel que fue denominado “Rodillo Negro”, dicho a aquellos jugadores que fueron para las olimpiadas de Berlín 1936, dónde Perú tuvo un altercado con el mismísimo Hitler. Y como se afirma, quizá el futuro hubiera sido otro si aceptaba tal oferta, porque talento sobrada, pero el final fue otro.