8 objetos extraños que fueron lanzados en una cancha de fútbol


El campo de fútbol es el lugar más sagrado para un futbolista, donde vivirá momentos de frustración, superación, momentos donde dejará todo el alma para conseguir un triunfo, un título. El respeto y el cariño de la afición. Entre muchas cosas que solo puede vivirlo el jugador al momento de pisarlo. Sin embargo, siempre la hinchada estará allí para hacerse notar de un modo u otro. Desde que arrojan serpentinas, hasta un cerdo vivo. Por ello mismo, en esta nota les presentaremos a los objetos más raros lanzados a una cancha de fútbol.

Una motoneta. En un encuentro disputado por el Calcio italiano correspondiente a la temporada 2001, se enfrentaban los conjuntos del Inter de Milán y el Atalanta. En un acto vandálico unos hinchas del Inter robaron una motoneta a un aficionado del equipo rival. La idea era incendiarla, pero como no pudieron decidieron lanzarla desde la tribuna al campo, con el fin de humillar de un modo u otro al equipo rival.



Botella de whiskey.
Ocurrió durante una semifinal de la Copa del Rey, entre el Atlético de Madrid y el Sevilla en 2006. En ese encuentro en el equipo local habían expulsado a 3 jugadores, lo que produjo el enfado del hincha colchonero. Inmediatamente comenzaron a lanzar todo tipo de objetos sobre el cespéd, entre ellos una botella de whisky. El árbitro decidió entonces suspender el partido y lo reanudó 30 minutos después, cuando gran parte del público ya había abandonado el estadio.



Un cerdo vivo. No se sabe mucho sobre este acontecimiento, pero las imágenes son claras. Ocurrió en el fútbol polaco. Un grupo de ultras lanzaron un cerdito al campo. El animal asustado y con una bufanda de uno de los equipos al cuello, se quedó en la línea del campo, donde había un poco de barro.



Conejos muertos.
Quizá la parte más escalofriante de la nota. En Grecia existe una gran rivalidad entre las escuadras del Omonia Nicosia y el Ciprus Apoel. Resulta que los hinchas del Omonia apodaron al equipo rival como: "Los conejitos naranjas". Y en honor a ello, lanzaron conejos muertos pintados de ese color, causando pánico entre los asistentes. El partido tuvo que ser suspendido.



Una granada.
Este terrible hecho sucedió en un encuentro entre el selecionado de Irán y el de Saudita. Un negligente hincha lanzó una granada directamente hacia el equipo visitante. Para suerte de muchos, un jugador decidió agarrar la granada y botarlo hacía un lado, donde segundos después se produciría la explosión. Gracias a dios nadie resultó herido.



Donas.
Debido a los malos resultados del equipo, un grupo de hinchas del Hrvatski de Croacia, decidieron protestar contra el Presidente del club de una manera totalmente particular. Arrojaron Donas sobre el campo de juego. ¿Cual fue el motivo? el presidente también era dueño de una panadería.



Pelotas de tenis.
A causa de un partido de tenis, el encuentro entre el Basilea y el Luzer tuvo que ser reprogramado, lo que originó el enfado de los hinchas del Basilea, que se enfadaron y aventaron pelotas de tenis a la cancha. A su vez sacaron un letrero gigante que decía: "ustedes retrasan el juego, nosotros decidimos cuando empieza".



Una cabeza de cerdo.
Este hecho dio la vuelta al mundo por lo que representaba. Se enfrentaban las escuadras del Barcelona y del Real Madrid y Figo volvería al Camp Nou, pero esta vez vestido de blanco. La afición culé se sintió traicionada, ya que el portugués había defendido los colores azulgranas por más de 5 temporadas.

En un saque de esquina que iba a realizar Figo, un hincha del barcelona aprovechó para nada más ni nada menos arrojarle una cabeza de cerdo. Un suceso que definitivamente quedará marcado en la historia del clásico español.